Los desarrolladores de Pueblo Chapelco recibieron en estos días el MINIBUS que realizará el recorrido diario uniendo al loteo con la Ruta 40 en menos de 15 minutos. También recibieron una Retro-Pala, que es un equipo para trabajos viales y de movimiento de suelo que estará disponible para tareas de mantenimiento dentro del barrio. Ambos equipos son modelos 0km, propios del barrio y pueden observarse en sus ocinas de venta ubicadas en en Ruta 40, frente a la caminera.

 

 

Con la disponibilidad del Minibus se plasma uno de los pilares que sostiene a este desarrollo inteligente.

Desde que se presentó el proyecto, tener a disposición su propio medio de transporte comunitario propio del barrio para conectarlo con el servicio público local, fue un elemento esencial que en principio busca brindar soluciones de movilidad. Lucila Curuchet, una de las desarrolladoras explica que “se trata de una solución importante para poder aliviar la circulación familiar, contemplando la variedad de actividades de todos los integrantes: mayores, jóvenes y también niños”.

Asimismo, esto va en línea con el concepto de sustentabilidad que tracciona al desarrollo. En este sentido Lucila hace hincapié en este punto diciendo: “todos somos responsables de vivir en un entorno saludable y el transporte público comunitario es la alternativa más ecológica para los desplazamientos que no se puedan hacer en bicicleta o caminando, ya que la emisión de gases es mucho menor que cuando cada uno utiliza su automóvil. El uso masivo del vehículo privado colapsa las ciudades y las hace más sucias y más ruidosas. Por eso el transporte comunitario propio del barrio es la alternativa ideal para mejorar la movilidad urbana y evitar las consecuencias del tránsito intenso. Es un pequeño aporte para un mundo más sostenible”.

 

 

El transporte propio forma parte de un conjunto de aspectos sostenibles de este proyecto que, como ya se había anunciado, es nalista de los premios Flourishing Laureates Prize que reconoce a aquellos emprendimientos que alcanzan los Objetivos Globales de Desarrollo Sustentable de las Naciones Unidas. Otro aspecto importante a mencionar es el de la generación de energía renovable propia dentro del barrio, a través de paneles solares y otros sistemas alternativos que aún se están estudiando, con el objeto de reducir el consumo de electricidad de la red pública .

No se puede omitir el novedoso sistema de calefacción central del barrio en respuesta a la ausencia de gas natural en la zona. Se trata de un sistema muy desarrollado y utilizado en comunidades de Europa y América del Norte, donde el costo energético es elevado y se priorizan las soluciones más ecientes. El sistema consiste en un circuito cerrado de agua caliente con calderas centralizadas que recorre todo el barrio, y equipos de intercambio de calor en cada domicilio particular para que puedan utilizar el calor de la red. Las calderas serán alimentadas con biomasa, generada preferiblemente con materia prima de poda urbana y residuos forestales de la comunidad.

 

 

Estas, como muchas otras características más ponen a Pueblo Chapelco en lo más alto de la innovación en loteos como urbanización planicada, ecoeciente, participativa y sostenible.